GUÍA - Invertir en África

África, el continente de las oportunidades es la segunda región de más rápido crecimiento económico en el mundo dónde existe la mayor zona libre de comercio, y un mercado de alrededor de 1.200 millones de personas. 

Después de años marcados por crisis sistémicas, su economía está evolucionando positivamente. Los gobiernos africanos están diseñando y aplicando una amplia gama de reformas, proyectos, programas, instrumentos de financiación, y plataformas para superar los obstáculos estructurales en el crecimiento económico. 

Con el aumento de los costes en China, África se está posicionando como una potencia manufacturera mundial en sustitución de esta última, por lo que cada día hay más inversionistas interesados en el mercado africano. Se tiende erróneamente a minimizar sus oportunidades comerciales y de inversión, cuando actualmente es uno de los continentes más rentables: 

Población joven de más del 60%, lo que supone una importante fuente de mano de obra. 

Aumento de la demanda de servicios debido a una clase media emergente. 

Abundancia de recursos naturales no explotados. 

Mayor uso de los servicios financieros y tecnológicos.

Abundantes oportunidades empresariales, lo que permite diversificar la inversión en varios sectores en auge.

Cada vez más seguridad jurídica 

Aunque África ha visto ralentizada su crecimiento debido principalmente a la pandemia y al conflicto Rusia – Ucrania, se prevé que crezca entorno al 3,6% en 2023, y un 4,2% en 2024, y por encima de la media de crecimiento global que se sitúa entre el 2,7% y el 3,2%.  

Seis de las diez economías que más crecerán en 2023 a nivel mundial están en África: Libia (17,9%), Senegal (8,3%), República Democrática del Congo (6,3%), y Costa de Marfil (6,2%), Togo (5,5%).

Diez de las economías que más crecerán en África subsahariana son Senegal,
República Democrática del Congo, Ruanda, Costa de Marfil, Etiopía, Benín,
Uganda, Gambia, Guinea Conakry

NUESTROS SECTORES

ENERGÍA RENOVABLE

La energía sostenible es una prioridad para África. Actualmente, más de 600 millones de personas no tienen acceso a la electricidad. Se necesita financiación para desarrollar energías renovables y extraer los minerales necesarios para la producción de la misma. La hidroelectricidad, los paneles fotovoltaicos, la biomasa y los parques eólicos son por tanto, sectores prometedores para la inversión en África.

ALIMENTACIÓN

El potencial en el sector alimentario y agroalimentario sigue siendo enorme e infinito. La mayoría de los productos son importados. El mercado africano alimentario tiene decenas de millones de personas que alimentar, lo que ofrece miles de millones de oportunidades a los inversores.

ECONOMÍA DIGITAL & TIC

Las nuevas tecnologías es una inversión segura en África. El uso de internet aumenta constantemente, y es el continente con mayor índice de crecimiento en IT / digital. Aproximadamente, 400 millones de personas están suscritas a las TIC. Este elevado número ha permitido a muchos minoristas en línea prosperar en sus negocios.

INMOBILIARIO & INFRAESTRUCTURAS

El sector inmobiliario es uno de los más rentables. África tendrá la mayor tasa de crecimiento urbano del mundo. De hecho, una tercera parte del incremento del PIB per cápita se debe a su urbanización. Hay muchas oportunidades, desde el sector privado con la construcción de hoteles, inmuebles, oficinas, villas, etc, hasta en el sector público con la construcción de viviendas sociales, carreteras, aeropuertos, conexiones viales o ferroviarias.

SANIDAD

El sistema sanitario de África es una de las más frágiles del mundo. Faltan sanitarios, sanitarios cualificados, equipamiento, maternidades, clínicas, hospitales y medios tecnológicos para facilitar los procesos de monitorización, y seguros atractivos. Invertir en este sector además de generar beneficios, contribuirá a reducir la tasa de mortalidad y mejorar las condiciones de vida.

TRANSPORTE Y LOGÍSTICA

La modernización de los circuitos logísticos ocupa un lugar relevante en las estrategias de desarrollo de los gobiernos y actores privados, sobre todo en los puertos. Cerca del 90% del comercio africano se realiza por mar, lo que requerirá una modernización de los puertos y una tecnología adecuada para hacer frente a los grandes volúmenes comerciales que se esperan en vista del crecimiento económico y de la población. Cada vez haya más plataformas dedicadas a la logística y transporte de productos.

SECTOR COMERCIAL & IMPORTADOR

La mayoría de los productos son importados. El comercio al por mayor o al por menos, es un sector apreciado por inversores locales y extranjeros. Al no tener los recursos necesarios para producir suficiente y satisfacer la demanda, los países se ven obligados a importar productos alimenticios, automóviles, herramientas informáticas o electrónicas, y varios otros productos. Cada vez más inversores están generando beneficios en este sector.

EDUCACIÓN

Elemento esencial para el desarrollo de cualquier nación. Cuanto más educada sea la población, más bIenes y servicios producirá el país. En África, la educación puede tener un efecto muy profundo en el desarrollo económico del continente. El Banco Mundial estimó que, si todos los africanos recibieran educación secundaria de aquí a 2050, el producto interior bruto del continente aumentaría en 2 billones de dólares anuales.

FINANCIERO

El sector financiero en África no está del todo desarrollado. Mas del 50% de la población no tiene acceso a servicios financieros oficiales. Este sector ofrece oportunidades a aquellos actores que quieran desempeñar un rol importante en el fomento y promoción de la inclusión financiera.

MATERIAS PRIMAS Y PETROLEO Y GAS

El sector minero es uno de los motores económicos más importantes para varios países africanos, lo que supone una gran oportunidad de inversión para locales y extranjeros: oro, piedra caliza, carbón, diamantes, betún y granito, entre otros. La minería ofrece oportunidades disponibles para la exploración, excavación y procesamiento de materias primas. El petróleo y el gas son otro de los sectores rentables para invertir en África.